La finalización de las labores será a finales del mes de enero.

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Carreteras, ultima las obras de la rotonda en la zona de la Cuesta de la Villa, en Santa Úrsula.  Las labores se prevén que finalicen a finales del próximo mes de enero si bien la rotonda ya ha sido abierta al tráfico recientemente.

El consejero de Carreteras, Dámaso Arteaga, explicó que el objetivo de las obras es ganar fluidez en la vía, facilitando la circulación en el cruce y reduciendo el riesgo de accidentes en una carretera por la que transitan una media de 3.530 vehículos al día.

Los trabajos permitirán contar con una rotonda circular de aproximadamente 30 metros de diámetro exterior, con tres ramales que ahorrarán a los conductores el tiempo que en la actualidad pierden por las retenciones. El presupuesto de esta obra alcanza los 597.219 euros, de los que el Cabildo aportará un 75 por ciento y el resto serán proporcionados por el Ayuntamiento de Santa Úrsula.