Santa Úrsula impulsa un plan de acción, fruto del consenso, ante las consecuencias del COVID-19

Entre las medidas contempladas figuran una partida de 240.000 euros en ayudas al comercio y empresas locales, así como 1.553.689 euros para agilizar el pago a proveedores

El Ayuntamiento de Santa Úrsula ha puesto en marcha un Plan de Acción Municipal frente a la crisis sanitaria, social y económica provocada por el coronavirus COVID-19. Esta importante iniciativa fue aprobada por unanimidad en la sesión plenaria celebrada el jueves, la primera que se desarrolla durante el estado de alarma. 

El plan consta de un extenso conjunto de actuaciones para los ámbitos sanitario, social y económico, que priorizan, entre otros muchos aspectos, la atención a las personas en situación de especial vulnerabilidad, el asesoramiento a los colectivos afectados por la crisis, el mantenimiento de la calidad de los servicios municipales y el desarrollo de acciones que favorezcan la seguridad y la salud de la población.

Una de las vertientes en las que se hace más hincapié es la relacionada con la reactivación económica y la respuesta del Ayuntamiento a las necesidades, no solo del comercio y el tejido empresarial del municipio, sino también del resto de la ciudadanía, en un momento tan complicado como el actual. De esta manera, entre otras medidas, el Consistorio santaursulero ha procedido a agilizar con carácter de urgencia el pago a proveedores por un importe de 1.553.689 euros.

El acuerdo alcanzado por el Gobierno local de AISU con los partidos de la oposición -PP y PSOE- también ha permitido impulsar acciones como la de dotar una partida de 240.000 euros en los presupuestos municipales para ayudas al desarrollo y la reactivación del tejido comercial y empresarial (cuyas bases estarán disponibles en unos días); desarrollar una línea de subvenciones en apoyo al sector, con el fin de paliar los efectos de la pandemia y el consiguiente estado de alarma, o crear un servicio de atención individualizada con cita previa para asesorar a empresas y emprendedores sobre las ayudas de las diferentes administraciones públicas a las que pueden acceder, en materia de ERTE, ERE, etcétera.

De igual modo, el Pleno alcanzó el consenso para crear la Mesa de Reconstrucción Municipal, un instrumento de seguimiento, debate y aportación de propuestas que integran representantes de los grupos políticos presentes en el Consistorio (AISU, PP y PSOE), pero también colectivos y asociaciones ciudadanas vinculadas a los ámbitos que se aborden en cada momento (servicios sociales, sanidad, comercio, educación, deporte, cultura, fiestas, etcétera).

“Estamos, sin duda, ante uno de los acuerdos más importantes alcanzados por este Ayuntamiento”, subraya el alcalde del municipio, Juan Acosta. “Un consenso que nos permitirá trabajar todos juntos en el objetivo irrenunciable de dar respuesta a un momento excepcional marcado por el coronavirus. De lo que se trata, en definitiva -apostilla-, es de poner todo de nuestra parte para que ningún vecino, ninguna vecina, se quede atrás en esta crisis sin precedentes, tanto en lo relativo a la salud y la prevención sanitaria, como en la economía, la cohesión social o la propia relación con el Consistorio”.

Por otro lado, y en previsión de las necesidades que vayan surgiendo como consecuencia de la crisis sanitaria, social y económica, se ha acordado modificar el Presupuesto Municipal de 2020, de la misma manera que se ha incrementado la cuantía de las ayudas de emergencia social con 213.000 euros, una cifra que podrá aumentar en función de las prioridades que se presenten.

También un aspecto relevante en el apartado económico es la transferencia de créditos asignados inicialmente a otras áreas municipales, ante la previsible suspensión de actividades e iniciativas (cultura, fiestas, deportes, etcétera), que contribuyan a paliar los efectos de la crisis sanitaria, social y económica. Y, del mismo modo, se potencia la tramitación de las subvenciones de rehabilitación de vivienda, discapacidad o las relativas al acceso a escuelas infantiles, así como las vinculadas a la cultura, el deporte y la educación. 

Asimismo, el Plan de Acción Municipal contempla implantar un canal de comunicación que, de forma ágil y eficaz, permita mantener informados a los empresarios locales sobre todas aquellas cuestiones que les puedan ser de interés. Asimismo, el Ayuntamiento, en coordinación con el Consorcio de Tributos, está aplicando el aplazamiento y fraccionamiento del cobro de impuestos, una medida que afecta al de Bienes e Inmuebles Urbanos y Rústicos, el de Vehículos de Tracción Mecánica, el de Actividades Económicas y las tasas de basura, agua y vados.

2020-06-05T16:18:53+00:005 junio, 2020|

Deja tu comentario